Todos nuestros tés son de la primera cosecha, la de primavera, lo que les confiere una identidad particular con sus atributos, suavidad, delicadeza y dulzura.

La alquimia y los distintos tipos de procesamiento son los que generan las diferentes clases de tés: blanco, verde, azul, negro, rojo.

acerca-de-1

Todos ellos provienen
de la misma planta,

Camellia Sinensis.

En el arte de la recolección, las mujeres como danzando, mueven sutilmente sus dedos tomando solo el brote y las dos primeras hojas: esos brotes tiernos albergan el sabor, el aroma y sus virtudes.

El resultado final depende de muchos factores, la variedad de la planta, el terroir, es decir las características del clima, la geografía y además cómo se procesan las hojas después de haber sido cuidadosamente seleccionadas. Este es uno de los grandes misterios del té.

acerca-de-3

Les brindamos la posibilidad de elección. Nuestros tés se comercializan en latas o en cajas.

Las cajas tienen en su interior una bolsa de aluminio sellada, para preservar la calidad del té. La presentación puede ser en hebras o en saquitos, estos son ecológicos hechos de fibra de arroz.

Un buen té producirá una infusión que tendrá
en mayor o menor medida, cuerpo, brillantés,
vivacidad, carácter, color y aroma.